Cabecera Teletrabajo

Muy buenas, quién me iba a decir que iba a estrenar este espacio con este post y desde una situación de confinamiento y estado de alarma, pero creo que la situación es atípica, así que empezaré con un post atípico que es sobre el “Teletrabajo“. Pero antes de enrollarme veamos que es el Teletrabajo.

Teletrabajo según la RAE

De tele-1 y trabajo.

1. m. Trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicacion para cumplir con las cargas laborales asignadas.

Fuente: RAE

Desde que llegó el COVID-19 a nuestras vidas, hasta el anuncio ayer de la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, apenas ha pasado muy poco tiempo, pero ha sido un tiempo intenso, en el que las empresas han tenido que adaptarse a situaciones nuevas, así como todos nosotros.

En mi experiencia como Consultor, debido a tener que moverme constantemente entre mi lugar de residencia y los lugares donde tenía que trabajar físicamente, me he visto obligado en numerosas ocasiones a teletrabajar y seguramente el teletrabajo ya forma parte de mi vida. Aeropuertos, hoteles, despachos, aviones, trenes, cafeterías, cualquier sitio es bueno para poder “avanzar un poco la tarea”. El estar operativo en el móvil se convierte en una rutina, pero…

¿A que me enfrento si nunca he teletrabajado?

Pues en primer lugar, te vas a enfrentar a ti mism@, el hecho de tener el despacho en casa va a hacer que se mezclen dos vidas que hasta hoy tenías perfectamente delimitadas, la vida laboral y la vida personal. Además a esta debemos sumarle que en este momento los que tenemos hijos también los tenemos en casa y es un handicap a mayores frente al teletrabajo habitual que os comentaba de viajes.

Además que decir tiene que nos queda por delante unas semanas de incertidumbre e información abrumadora que puede y conseguirá desviar infinitas veces la atención de lo que estamos realizando. Ante todo date tiempo, esta situación es atípica para much@s y no estas sol@.

7 pasos para enfrentarse al teletrabajo

Antes de nada, no soy ningún gurú de las habilidades, simplemente comparto algunas premisas que, aunque son básicas, a much@s se nos pueden haber pasado de vista.

1 – Crea tu espacio de trabajo.

Como os decía, ahora vais a juntar dos ámbitos de vida que much@s teníais totalmente separados la vida laboral y la vida personal. Para que esto se pueda llevar a cabo y que no se mezclen más que lo necesario, en la medida que puedas crea un espacio de trabajo, a ser posible fuera de la zona de vida de tu casa. Una habitación que se use poco durante el día, un lugar donde te puedas “aislar” de tu casa.

Créala con cariño y a ser posible que se pueda mantener, de forma que siempre puedas diferenciar de “estoy en teletrabajando” y “estoy en casa”.

2 – No cambies de hábitos

Este punto seguramente sea el más importante y que más nos cueste al principio. Estamos Teletrabajando, es decir, aunque sea tentador, por que no se nos controla, por que se puede tener “más libertad” a la hora de gestionar nuestro tiempo. El Teletrabajo, para que sea efectivo debe ir seguido de las mismas rutinas diarias, no mantenerlas además de hacer que la experiencia sea frustrante para ti, hará que la vuelta al trabajo presencial sea mucho más dura.

  • Ponte el despertador como siempre.
  • Levántate, aseate, duchate… lo que hagas habitualmente.
  • Desayuna (Fuera de la zona de trabajo).
  • Cámbiate – Muchas personas cometen el error de teletrabajar en pijama, ¿Irías a tu trabajo en pijama?. Ponte una ropa cómoda, pero que sea tu “Ropa de trabajo”
  • Mantén tu horario de trabajo (Si te han dado flexibilidad no tiene por que ser el mismo que el físico, pero es bueno que sepas cuando empieza y cuanto acaba tu jornada)
3 – Mantén el contacto con l@s compañer@s

Seguimos siendo un equipo, seguimos estando todos, mantén el contacto, llama para solicitar información, consultar dudas etc… Estamos exactamente igual que en el despacho, pero cada uno en su casa.

4 – Céntrate en el trabajo

Cuantas veces nos habremos quejado en el despacho de la cantidad de interrupciones, o “fagocitadores” que nos roban tiempo, ahora te vas a tener que enfrentar a horas de trabajo “sol@“, sin distracciones y vas a ver lo duro que es.

Seguramente estemos tentados de poner la radio, o buscar elementos que eliminen el “ruido del silencio” que se puede dar en la soledad de una habitación. En mi caso estoy totalmente a favor de la radio, pero estos días si no queréis distracciones por las noticias, mi consejo es que os busquéis emisoras musicales u os pongáis la música que más os guste de la que tenéis en casa.

Vamos a ser bombardeados por miles de noticias, llamadas (no laborales), whatsapp y mensajes en nuestras redes sociales, mi consejo si no quieres descentrarte es que gestiones los sonidos de los móviles para que suene lo que realmente es importante mientras trabajas.

6 – Gestiona el ESTRÉS

Ya sea por que consigues estar “sol@”, o por todo lo contrario, por que tu pareja y tus hijos no paran de andar alrededor, si no has conseguido encontrar ese “Espacio de trabajo”, si no estas acostumbrado a trabajar sol@, vas a estar sometid@ a estrés. Y aunque consigas lo anterior, es cierto que la situación actual, ya genera estrés por si sola. Ante todo no te preocupes, esto es nuevo para much@s.

Puede que el tiempo pase más lento de lo habitual, que no consigas “centrarte en tu trabajo“, todo es normal. Al principio hasta que nuestra mente se adapta nos pasa a todos, pensemos que esto que muchos habéis tenido que hacer de un día para otro, requiere de un aprendizaje, sí, estas aprendiendo, ese estrés es debido a que estas saliendo de tu zona de confort y que estas en la zona de aprendizaje, donde hay miedos y cosas muy chulas (pero este es tema de otro post).

Cuando pasen estas cosas, que te pasaran:

  • Tu hij@ te llama o quiere jugar.
  • No avanzas en el trabajo.
  • Las horas pasan muy lentas…
  • etc…

Estamos empezando a teletrabajar y tenemos que ser conscientes, de que tan nuevo es para nosotros, como para nuestr@ hij@ estar en casa con su papá o su mamá y no poder jugar. Seamos realistas, no se acaba el mundo por poder parar 10 minutos y jugar, o tomarse un café, o simplemente sentarse en el sofá, y ahora sí, ¿te acuerdas de los Whatsapp’s, Redes Sociales, que hemos dicho que nos iban a distraer, pues este es el momento de verlos y así poder volver a trabajar con una sonrisa en la cara. Es estrés va a estar y se va a quedar una temporada, de nosotros depende como lo gestionemos.

7 – Vuelve a tu casa tras el trabajo

He dejado este punto para el último, aunque realmente forma parte del punto 2 – No cambies de hábitos. Tanto al comenzar como al acabar, haz lo que haces todos los días, apaga el equipo, llega a casa, ponte cómodo “quítate la ropa de trabajo” y “vuelve a casa”, habla con tu pareja de lo que has hecho, juega con tu pequeñ@, habla con la familia…, tomate un refresco, pero diferencia ese espacio laboral de tu espacio personal, esa es la base principal para que no te absorba el trabajo y no invada ese espacio tan nuestro como es nuestra casa y en la que ahora tenemos que introducir este elemento nuevo. Y piensa lo afortund@ que eres por poder hacer teletrabajo en estos días.

Como os decía al principio, no era el post con el que iba a comenzar pero es el que ha tocado, creo que la situación lo pedía, y si a alguien le ha gustado, o le parece útil, pues ya me doy por satisfecho.

#YoMeQuedoEnCasa

#QuedateEnCasa

Teletrabajo
Etiquetado en: